TRATAMIENTO DE ADICCIONES 

Muchas veces los seres humanos empleamos diversas estrategias y recursos para gestionar situaciones complejas y emocionalmente difíciles. Cada persona es distinta, por lo que, lo que resulta difícil y duro para unos, no tiene por qué serlo para todos; entonces, si la manera que tenemos de lidiar con una determinada situación es sana y adecuada, esta no repercutirá negativamente en nuestro bienestar. 

 

El problema surge cuando afrontamos situaciones en las que, al sentirnos sobrepasados, recurrimos al uso de sustancias tóxicas como el alcohol, drogas, etc., o a ciertas conductas como los juegos de azar, videojuegos, sexo compulsivo..., que afectan nuestras relaciones y desempeño, produciendo deterioro en la calidad de vida.

 

Hablamos de una adicción cuando hay una conducta que se repite de manera más o menos sistemática, frecuente y que produce un malestar físico, psíquico y emocional significativos en quien realiza la acción, además de afectar aspectos cotidianos de la vida (el trabajo, los estudios, la convivencia, y las relaciones sociales, entre otros). Es común que la persona experimente pérdida de control y se convierta psicológicamente dependiente de esta actividad concreta.

 

Existe una diferencia importante entre las personas que atraviesan dificultades por el uso de una sustancia psicoactiva y las personas que tienen problemas con conductas que no implican consumo de tóxicos. Es así como se puede hablar de adicciones a sustancias y socioadicciones, definidas estas últimas como trastornos de dependencia vinculados a usos, costumbres o actividades diversas, no relacionadas con la ingesta de sustancias químicas. Su uso no es siempre dañino en sí mismo, e incluso pueden ser necesarios o socialmente aceptados.

 

Las adicciones más comunes por el uso de drogas o sustancias psicoactivas se deben al consumo de: alcohol, cannabis, coca, drogas sintéticas o al abuso de medicamentos sin el control médico necesario. Por otro lado, dentro de las socioadicciones, encontramos: relaciones personales (dependencias grupales o dependencias interpersonales), juego (videojuegos, ludopatía), internet, sexo y compras.

 

¿En qué te puede ayudar la psicoterapia?

La psicoterapia con un especialista en adicciones puede contribuir a generar un plan de acción realista para que puedas encontrar la forma más adecuada para ti de lograr el cambio que estás buscando. Dejar de consumir un tóxico o dejar a un lado una socioadicción es un camino que requiere aparte de un esfuerzo y compromiso con uno mismo, poder contar con un espacio seguro en el que te sientas comprendido y tengas la asesoría necesaria para recorrer el camino de recuperar tu vida, además de sanear tus relaciones. 

 

Las personas que conviven con esta enfermedad pueden sentir no sólo mucho dolor, desesperación, frustración y vergüenza; sino que, también, pueden encontrar dificultad para verse a sí mismas como realmente son. Uno de los objetivos de la psicoterapia es poder ser auténticos y autónomos. 

 

Si sientes que necesitas acompañamiento o ayuda porque te sientes identificado con algo de lo que has leído en esta sección, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 

Si quieres información sobre otros servicios que ofrecemos puedes clicar aquí​.